Casos de desapariciones de migrantes se triplicaron en México entre 2020 y 2021.

El Servicio Jesuita a Migrantes alertó que hay lugares en donde se encuentran albergues y cárteles del narcotráfico al acecho de las personas que transitan el país; los casos pasaron de 89 a 349.

 

12 de mayo de 2022.

 

Los casos de migrantes reportados como desaparecidos en México, en su mayoría hondureños, se triplicaron entre 2020 y 2021, en un momento en que el país busca contener los grandes flujos de personas indocumentadas hacia Estados Unidos, según un informe difundido ayer miércoles.

 

De acuerdo con el documento presentado por el Programa de Búsqueda de Personas Migrantes Desaparecidas del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), una organización de derechos humanos en América Latina, los reportes de extranjeros desaparecidos crecieron en un 292%, de 89 a 349 episodios.

 

“Hay lugares en donde se encuentran albergues y cárteles del narcotráfico al acecho de migrantes para levantarlos e integrarlos a sus filas”, dijo Luis Macías, director del SJM en México, al referirse a los factores que han abonado al incremento en las desapariciones.

 

Según el estudio, el 44% de los migrantes desaparecidos tenían entre 18 y 29 años, el 42% entre 30 a 59 años y un 14% no superaba los 17 años. El Instituto Nacional de Migración (INM) no respondió de inmediato a solicitudes de comentarios de Reuters sobre el informe.

 

La mayoría de las víctimas procedían de Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Venezuela, países de los que parten cada año decenas de miles de migrantes que viajan por territorio mexicano hacia Estados Unidos y son blanco de secuestros, asesinatos u otros delitos.

 

La organización también dijo que de 75% de las personas que lograron localizar estaban detenidas en alguna estación migratoria o estancia provisional de estados sureños como Chiapas y Tabasco, donde por meses miles de migrantes esperan documentos para avanzar hacia Estados Unidos sin ser detenidos.

 

No obstante, precisó que existe un subregistro significativo en las desapariciones de personas en situación de migración, que se agrava al no existir información articulada entre instituciones de gobierno responsables de dar seguimiento a las acciones de búsqueda.

 

 “La política de contención de los flujos migratorios ha aumentado los casos de detención e incomunicación y, en consecuencia, los reportes de desaparición presentados por sus familiares”, dijo a Reuters Adrián Estrada, coordinador del Área de Atención a migrantes del SJM en la capital mexicana.