EU acusa a talibanes de incumplir promesa de acceso al aeropuerto de Kabul.

El gobierno de Estados Unidos acusó a los talibanes de incumplir la promesa de libre tránsito para el aeropuerto de Kabul.

 

18 de agosto de 2021.

 

Estados Unidos acusó el miércoles a los talibanes de incumplir su promesa de dar libre acceso a los afganos que deseen ir al aeropuerto de Kabul, donde se está organizando la salida de personas que temen el nuevo régimen fundamentalista en Afganistán.

 

“Hemos visto informes de que los talibanes, en contra de sus declaraciones públicas y sus compromisos con nuestro gobierno, están impidiendo que los afganos que desean salir del país lleguen al aeropuerto", dijo a periodistas Wendy Sherman, la número dos de la diplomacia estadounidense.

 

Los diplomáticos estadunidenses en Doha y los oficiales militares en Kabul "se están contactando directamente con los talibanes para dejar en claro que esperamos que permitan que todos los ciudadanos estadounidenses, todos los nacionales de terceros países y todos los afganos que deseen irse lo hagan de forma segura y sin hostigamiento", agregó la subsecretaria de Estado.

 

El jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Mark Milley, dijo por su parte que los talibanes están permitiendo a los ciudadanos estadounidenses llegar al aeropuerto de Kabul para salir del país.

 

“Los talibanes están facilitando el paso seguro al aeropuerto para los ciudadanos estadunidenses. Eso es quienes tienen pasaportes estadounidenses", señaló en otra rueda de prensa.

 

Las fuerzas militares estadunidenses aseguraron el aeropuerto de Kabul para transportar a los ciudadanos estadounidenses y a las personas que temen represalias de los talibanes después de que el gobierno afgano colapsara el fin de semana.

 

La caída de Kabul a manos de los islamistas se produjo cuando el presidente estadunidense, Joe Biden, había ordenado completar la retirada de las tropas estadounidenses el 31 de agosto tras dos décadas de intervención, creyendo que el ejército afgano entrenado por Estados Unidos estaba listo para resistir a los talibanes.

“No había nada que yo ni nadie viera que indicara un colapso de este ejército y este gobierno en 11 días", dijo también Milley.