Países Bajos impidió a un espía ruso acceder a la Corte Penal Internacional en abril.

Según el AIVD, se trata de un individuo identificado como Serguéi Vladimirovich Cherkasov, de 36 años, que trabaja para la inteligencia militar rusa.

 

16 de junio de 2022.

 

Los servicios de inteligencia de los Países Bajos informaron este jueves que impidieron en abril a un espía ruso acceder a la Corte Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya y que investiga supuestos crímenes de guerra cometidos en Ucrania.

 

“El AIVD (los servicios de inteligencia neerlandeses) impidió a un agente de la inteligencia rusa acceder como practicante a la Corte Penal Internacional (CPI)", declaró la agencia en un comunicado.

 

Según el AIVD, se trata de un individuo identificado como Serguéi Vladimirovich Cherkasov, de 36 años, que trabaja para la inteligencia militar rusa GRU.  El hombre usaba una identidad brasileña para viajar a Brasil y Países Bajos, precisaron los servicios secretos de Países Bajos.

 

“El AIVD lo considera como una amenaza para la seguridad nacional y avisó en un informe oficial al servicio neerlandés de la inmigración y de la naturalización", agregaron.

 

“Por estos motivos, al agente de inteligencia se le rechazó la entrada a los Países Bajos en abril" y fue "expulsado a Brasil con el primer vuelo", continuó el AIVD, precisando que la CPI fue informada del caso.

 

La CPI investiga actualmente los presuntos crímenes de guerra cometidos en Ucrania desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero.  Ni Rusia ni Ucrania son miembros del tribunal, pero Kiev aceptó la competencia de la Corte y trabaja con el despacho del fiscal en la investigación de posibles crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad cometidos en territorio ucraniano.