ONU avala investigación contra Rusia por crímenes de guerra.

Con mayoría de votos, la organización ordenó crear una comisión que estudiará hechos atribuidos a las tropas rusas y ocurridos en ciudades como Bucha, donde hallaron fosas con cuerpos de civiles torturados.

 

13 de mayo de 2022.

 

El Consejo de Derechos Huma­nos de la ONU apro­bó ayer una resolución para iniciar una inves­tigación sobre posibles crímenes de guerra cometidos por las tro­pas rusas, una medida que, según el gobierno de Vladi­mir Putin, equivale a un ajus­te de cuentas político.

 

Con 33 votos a favor y dos en contra, ordenaron que una comisión de investiga­ción estudie los hechos ocu­rridos en la región de Kiev y otras zonas como Sumy, que fueron ocupadas temporal­mente por las tropas rusas.

 

“Las zonas (...) que han es­tado bajo la ocupación rusa a finales de febrero y marzo han sufrido las más horribles violaciones de los derechos humanos en el continente europeo en décadas”, dijo al Consejo Emine Dzhaparova, viceministra primera de Rela­ciones Exteriores de Ucrania.

 

Mientras hablaba por vi­deoconferencia, sostuvo un dibujo que —dijo— hizo un niño de 11 años que fue viola­do delante de su madre. “En realidad, perdió la capacidad de hablar después y la única forma de comunicarse es con líneas negras”, afirmó.

 

El embajador ruso ante la ONU en Ginebra, Genn­ady Gatilov, afirmó en una declaración enviada por co­rreo electrónico antes de la votación: “En lugar de dis­cutir las verdaderas causas que llevaron a la crisis en este país y buscar formas de resolverlas, el Occidente co­lectivo está organizando otra rutina política para demoni­zar a Rusia”.

 

Esa nación fue suspendida del Consejo de 47 miembros el mes pasado por acusa­ciones de violaciones en Ucrania.

 

Tras una primera reunión celebrada el 4 de marzo, Ucrania logró que se apro­bara una resolución por la que se decidía crear urgen­temente una comisión de investigación internacional independiente. Desde enton­ces, la difusión de fotografías tomadas en Bucha, un subur­bio de Kiev, que muestran cuerpos en la calle, algu­nos con las manos atadas a la espalda o parcialmente quemadas, así como fosas comunes, han provocado una ola de condena internacional.

 

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Hu­manos, Michelle Bachelet, dijo que había muchos ejem­plos de posibles crímenes de guerra en el país desde el ini­cio de la invasión rusa. “La magnitud de los asesinatos ilegales, incluidos los indicios de ejecuciones sumarias en las zonas del norte de Kiev, es espeluznante”, afirmó.